Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘gastronomía’

La gastronomía española se ha embarcado en una aventura repleta de reconocimientos que la han convertido, en muy pocos años, en el referente mundial por encima de las míticas cocinas italiana y francesa. Cuatro de los diez chefs que lideran el top 10 de la cocina internacional son españoles: Juan María Arzak, Joan Roca, Andoni Luis Aduriz y Ferrán Adrià, éste último premiado junto a su restaurante, El Bulli, como los mejores del año. Hoy más que nunca, la gastronomía española se escribe con mayúsculas gracias a estos “cuatro fantásticos de la cocina”.

De izquierda a derecha, "Los cuatro fantásticos de la cocina española": Juan Mari Arzak, Joan Roca, Ferran Adrià y Andoni Luis Aduriz, en el londinense Hyde Park/ Xavier Cervera

De izquierda a derecha, "Los cuatro fantásticos de la cocina española": Juan Mari Arzak, Joan Roca, Ferran Adrià y Andoni Luis Aduriz, en el londinense Hyde Park/ Xavier Cervera

Expertos y comensales de todo el mundo admiran la capacidad de innovar, la creatividad y la riqueza de ingredientes que caracterizan a una cocina que no para de recibir buenas noticias. “Es el día más feliz de mi vida profesional. Es un sueño que me hayan declarado cinco veces el número uno, a eso sólo se llega una vez. Y estoy inmensamente feliz por la cocina española, es la superconsolidación. ¡Cuatro españoles entre los 10 primeros!”. Con estas palabras de agradecimiento, respondía Ferrán Adrià al diario El País tras conocer The S.Pellegrino World’s 50 Best Restaurants [en inglés], el ranking de los 50 mejores cocineros y restaurantes del mundo en 2009. Un año más, la gastronomía española está en boca de todos.

La publicación de esta lista elaborada por la revista británica Restaurant [en inglés] inundó de alegría a los representantes españoles, especialmente a Joan Roca, el más principiante de todos. “No me lo esperaba. Es un premio al esfuerzo que hemos hecho todos los hermanos en el Celler de Can Roca”, afirmó a la agencia Efe tras conocer los resultados de este ranking que se lleva publicando desde 2001. El chef catalán tardó en asimilarlo, ya que el año pasado había caído 15 posiciones en su puntuación, desde el puesto 11º al 26º. Pero, en 2009, las cosas han cambiado, ya que Roca ha logrado un merecido quinto puesto con su restaurante familiar Celler de Can Roca. Sus compañeros de profesión, que no dudaron en darle la enhorabuena durante su encuentro, también han sido reconocidos por Restaurant: Juan Mari Arzak repite en la octava posición con su establecimiento, Andoni Luis Aduriz y su Mugaritz se mantienen en el cuarto lugar que ya lograron en 2008 y el multipremiado Ferràn Adrià, que lidera la lista por quinta vez, se proclama con su restaurante, El Bulli, como los mejores del mundo.

Postre ideado por Adrià y Arzak / Flickr

Postre ideado por Adrià y Arzak / Flickr

No obstante, la lista de Restaurant Magazine, a pesar de que se ha consolidado como uno de los referentes que califican la calidad de la gastronomía de todos los países, no se ha librado de las críticas de muchos expertos. El descontento se centra en que hay un gran número de restaurantes europeos y norteamericanos elegidos en esa lista y que se está ignorando a los representantes de otros continentes. En respuesta a estas acusaciones, la organización de la revista británica asegura que siempre ha intentado que la lista sea cada vez más internacional y variada.

“La era Adrià”

Polémicas aparte, Adrià parece encontrarse muy cómodo en la primera posición que le otorga  Restaurant, ya que también ha obtenido el mismo puesto en 2002, 2006, 2007 y 2008, tres veces de manera consecutiva. Este año los galardones se le han acumulado en la estantería y seguramente tenga que ampliarla. Hace pocas semanas era elegido Chef del año en Estados Unidos por la escuela The Culinary Institute of America. En la misma gala de entrega, que se celebró en Nueva York,  también era galardonado con el Augie por su amigo el cocinero José Andrés, presentador de la gala. Con este premio se le vuelve a reconocer por su labor y renovación de la cocina tradicional. Además, la crítica gastronómica especializada considera  a El Bulli como el mejor restaurante del mundo. Cada año el establecimiento de Adrià, localizado en Las Rosas (Girona), recibe miles de visitas de clientes procedentes de cualquier parte del planeta.

Adrià, que domina a la perfección las claves del negocio empresarial, también se atreve con la literatura: ha publicado A Day at El Bulli (“Un día en El Bulli”) y el reciente “Comer para pensar. Pensar para comer” que cuenta con una portada realizada por el creador de Los Simpson, Matt Groening. “Profesionalmente, después de este libro ya me puedo morir” , declaró en la presentación de su obra la semana pasada. Y es que a este “hombre orquesta de la gastronomía”, criticado en muchas ocasiones por su “cocina de deconstrucción” y de hidrógeno, especialmente por el chef español Santi Santamaría, ha acaparado las portadas de centenares de publicaciones internacionales. La mítica revista norteamericana Time le considera una de las personas más influyentes del mundo en los últimos años. En definitiva, una larga lista de reconocimientos han hecho de Adrià una de las figuras más importantes de la gastronomía española y mundial de las últimas décadas.

[Vídeo promocional de A day at El Bulli (duración: 1:32)]

El gran imperio gastronómico español

Pero “la era Adrià” no es el único foco de atención de los amantes de los fogones. En nuestro país hay un gran cúmulo de escuelas de hostelería repartidas por toda la geografía. Están lideradas por maestros reconocidos a nivel internacional, de la talla de Juan María Arzak, que desde hace décadas ha representado la fuerza y el potencial de la cocina vasca. Martín Berasategui o Andoni Luis Aduriz son otros dos representantes de los muchos que abundan en el País Vasco y que tanta influencia han otorgado a la gastronomía española. Cataluña ha ofrecido una gran cantera, liderada ahora por un Adrià que ha revolucionado las bases de la cocina. Pero, si hablamos de escuela hostelera no podemos olvidar a otras regiones como Madrid, Castilla y León o Valencia, Comunidades que han sido galardonadas en numerosas ocasiones a lo largo de las últimas décadas. Tampoco a otros chefs menos reconocidos como el madrileño Ángel Palacio, tres veces campeón del mundo de cocineros en el certamen Bocuse d´Or [en inglés].

Por su diversidad de cocineros, productos, culturas, climas, historia, evolución e innovación, la gastronomía española ha cautivado al mundo. Japón o Estados Unidos son dos de las superpotencias que han terminado por sucumbir a los encantos culinarios españoles. La expectación generada está siendo tan grande que la actriz Gwyneth Paltrow [en inglés], que aprendió español en la localidad toledana de Talavera de la Reina, ha prestado su imagen para Spain… on the road again” [en inglés], una serie de reportajes sobre la cocina española que fueron emitidos en la televisión norteamericana. El imperio gastronómico español no acaba más que empezar. Como bien afirma la revista especializada Euroresidentes, al igual que es la hora de que los vinos españoles de la Ribera del Duero o Rioja triunfen en el mundo, o de un Ferrán Adrià que secuestra las portadas de los diarios más influyentes del planeta, se acaba de abrir una puerta para nuestra gastronomía, una puerta que se abre con fuerza y que cuanto más se conoce, más se admira. Hoy más que nunca la gastronomía española se escribe con mayúsculas.

[Teaser del capítulo "Spain, on the road again" en La Mancha(0:30]
Anuncios

Read Full Post »

Después de una votación muy discutida dentro del jurado presidido por Juan María Arzak, Juan Rodríguez Morilla se ha convertido en el vencedor del “XII Campeonato de España de cocineros”. El chef andaluz, que ha conseguido desbancar a los representantes de Madrid tras años de liderazgo, representará a nuestro país en el “Campeonato Mundial Bocuse d´Or” que se celebrará en Lyon en 2011.

El campeón Juan Rodríguez Morilla y su ayudante besando el premio/Efe

El campeón Juan Rodríguez Morilla y su ayudante besando el premio/Efe

El Campeón de España de cocineros ya tiene nombre: Juan Rodríguez Morilla. Después de dos días de intenso trabajo y de una votación muy reñida, este joven chef andaluz, de 28 años, se ha alzado con el oro en un certamen que entraba dentro  del “XXIII Salón Internacional del Club Gourmets”. El resto del podio lo completan Javier Alonso Gómez, del restaurante madrileño El Casino, y Jesús Garoz Morales, del restaurante del Hotel Beatriz (Toledo). Con sus dos platos “Lomo de bacalao noruego con cangrejo real y salsa meniere”, y “Popietas de solomillo de ternera de Extremadura trufado con salsa Royal” convenció a un jurado presidido por el maestro vasco José María Arzak.

Tras conocer la noticia, las declaraciones del vencedor no se hicieron esperar. “Se lo dedico a mi niño Diego y a mi mujer, a quien le debo todo”, declaraba Rodríguez con mucha emoción a los medios allí presentes tras haber recibido el premio en manos de la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa. El chef andaluz, que cocina desde hace seis años para el restaurante El Claustro del Hotel AC Palacio de Santa Paula (Granada), no dudó en compatir este reconocimiento con su Comunidad Autónoma. Así, tras varios años de dominio por parte del cocinero y campeón del mundo Ángel Palacio, del  restaurante madrileño La Broche, Rodríguez se lleva el premio a Andalucía.

Como ganador del certamen, esta joven promesa gastronómica se convierte en el elegido para ser el representante de España en el  “Campeonato Mundial Bocuse d´Or”, que lleva el nombre del famoso cocinero francés fundador de la nouvelle cuisine. En declaraciones a la Agencia Efe, Rodríguez ha admitido la dificultad que entraña vencer en dicho concurso que se celebrará en 2011.  “Todos los concursantes lo tendremos igual de difícil”, afirma. No obstante, antes de acudir a la final de Lyon, lugar donde se celebrará el concurso, el chef andaluz deberá competir dentro de un par de años en las seminifinales europeas que tendrán su sede en Suiza.

Juan Rodríguez (arriba, quinto por la izquierda) posó con el resto de los participantes del certamen

Juan Rodríguez (arriba, quinto por la izquierda) posó con el resto de los participantes del certamen / Efe

Por otra parte, la polémica no se ha hecho esperar. Pocos días después de que se diera por concluido este campeonato gastronómico nacional, los medios de comunicación se hicieron eco de las críticas surgidas. Según una información publicada por el diario La Voz de Galicia, se proporcionó a los concursantes alimentos en malas condiciones. “Nos dieron mal foie, tempura de súper y setas congeladas”, afirmaron Álvaro Gantes e Iria Espinosa, cocineros del restaurante Alborada, afincado en La Coruña, y participantes del certamen de este año. A pesar de esta queja, Espinosa advirtió que está muy satisfecha por ser nombrada “mejor ayudante”, reconocimiento que recibió en el certamen. No obstante, ha resaltado que “dieron mucho mejor producto en el Campeonato de Galicia”, concurso que ambos ganaron hace un mes.

Polémicas aparte, Juan María Arzak, presidente del jurado de la competición, ha expresado su satisfacción por el resultado y no ha dudado en elogiar la cocina innovadora y personal que elabora el ganador. El maestro vasco, premiado en múltiples ocasiones y dueño del famoso restaurante que lleva su nombre, resalta que las creaciones de Rodríguez  se nutren de productos de la tierra y de sabores auténticos. Estas, entre otras muchas, fueron las razones que convencieron al jurado de expertos cocineros que le acompañaban durante los dos días que duró el concurso. En contestación a los halagos de Arzak, Rodríguez ha prometido trabajar muy duro en sus próximos compromisos gastronómicos. El chef espera que con sus platos,  en los que “se cuida hasta el mínimo detalle”, pueda conseguir buenos resultados y resaltar aún más la imagen de la gastronomía española a nivel mundial.

Read Full Post »

El chef británico con más reconocimiento mediático a nivel mundial, Jamie Oliver, ha sido el elegido para preparar el banquete que se sirvió a los asistentes a la cumbre del G-20 que se ha celebrado en Londres. En esta cita, se buscaba un menú más sencillo y modesto, ya que el de la reunión pasada del G-8  fue muy criticado por la contratación de 25 cocineros. Como mayor novedad,  Oliver eliminó el cerdo de la carta para no ofender a los políticos musulmanes asistentes a esta reunión internacional.

Jamie Oliver en la presentación del menú de la cumbre del G-20 / Fuente: David Loftus

Jamie Oliver en la presentación del menú de la cumbre del G-20 / David Loftus

En la pasada reunión del G-8, celebrada el pasado julio en Hokkaido (Japón), uno de los temas centrales fue la gravedad del hambre en la población que habita las zonas más pobres del planeta. No obstante, la polémica saltó cuando se decidió contratar para esta reunión a 25 chefs que se encargaron de elaborar decenas de platos de alta categoría y diseño. Para evitar las críticas, los organizadores de la cumbre del G-20, que ha presidido el primer ministro británico Gordon Brown y que ha tenido a Londres como sede central, decidieron dar un cambio drástico eligiendo única y exclusivamente al cocinero Jamie Oliver (en inglés) para que fuera el encargado de preparar el banquete.

“Es siempre un gran honor cocinar en el número 10 (de Downing Street), pero ser invitado a cocinar para un grupo de gente tan importante que está intentando resolver algunos de los mayores problemas del mundo es realmente un privilegio”, aseguró Oliver a la CNN al conocer la noticia (en inglés). El chef británico, conocido por sus programas de televisión, elaboró un menú con el que intentó contentar a una larga lista de invitados, muchos de ellos vegetarianos.

Durante estos últimos días, Oliver ha ido explicando en su diario de a bordo (en inglés) cómo ha pensado los platos debido a la larga lista de exigencias de los asistentes. Por ello, decidió eliminar el cerdo del menú, que constó de seis platos, para no ofender a los participantes musulmanes. Según el diario London Evening Standard (en inglés), las delegaciones de Arabia Saudí, Turquía e Indonesia pidieron que no hubiera sobre la mesa carne de ese animal y que se sirviera además a sus jefes de Estado carne sacrificada según el rito islámico (halal).

Conocido también por su lucha contra la erradicación de la “comida basura” en las escuelas de todo el Reino Unido, Oliver ha contado con un equipo de cuarenta personas, algunas de ellas aprendices de cocina que trabajan en Fifteen (en inglés), un restaurante de Londres que promueve la formación de jóvenes que no pueden costearse una educación en escuelas de hostelería. En su menú de la pasada noche, no dudó en reflejar la  tradición gastronómica británica: Cordero de Gales con patatas, salmón de Shetland, verduras de Sussex y tarta Bakewell fueron varios de los platos que degustaron los líderes políticos mundiales.

Presentación del plato "Cordero de Gales" del chef Oliver para la cena / jamieoliver.com

Presentación del plato "Cordero de Gales" del chef Oliver para la cena / jamieoliver.com

El chef inglés, que ha explicado en su blog sus últimas sensaciones antes de que se celebrara la cena (en inglés), fue el candidato final para elaborar el menú de esta cumbre, al  ser considerado como el cocinero británico con más proyección a nivel mundial. Su trayectoria, a pesar de su juventud, es larga:  cocinó en dos ocasiones para el anterior Primer Ministro de Reino Unido, Tony Blair, en su reunión con el ex Presidente de Italia,  Massimo D’Alema, en 2000 y en 2003 con el ex jefe del Ejecutivo irlandés  Bertie Ahern. No obstante, el peso mediático que se ha fraguado a lo largo de los años con sus campañas de marketing y sus documentales sobre la “comida basura” le han dado tanto fama como críticas, por lo que, tras su elección como cocinero del G-20, los comentarios de los expertos no se han hecho  esperar.

El banquete de Oliver fue servido por partida doble,  ya que las esposas de los mandatarios degustaron el mismo menú que sus maridos en otro salón de Downing Street. Una de las noticias que más revuelo ha causado es que Michelle Obama, esposa del presidente de los Estados Unidos Barack Obama, estuvo sentada entre la escritora de Harry Potter, J.K. Rowling, y la medallista británica en los Juegos Olímpicos de Atenas, Dame Kelly Holmes (en inglés).

Read Full Post »